Vergüenza

Francos suizos

Francos suizos

Hacía tiempo que no me reía tan amargamente como lo he hecho hace un rato, viendo el telediario: la comedia más divertida no me mueve tanto a desternillarme como las noticias que nos ofrecen los medios; iba a decir en los últimos tiempos pero, seamos sinceros, se producen tan a menudo que en mis treinta y tantos años de vida no han dejado de aparecer, con discretas interrupciones temporales. Simplemente, se nos olvidan, pero están ahí, latentes.

En los últimos meses, he venido teniendo episodios de risa histérica, llanto seco, enfurecimiento ciego y alguno que otro de pura desidia. Estoy segura de que vosotros también aunque cada cual vive el fenómeno de manera distinta. Os preguntaréis de qué estoy hablando: no es de fútbol, no, si no de nuestros políticos, de nuestros representantes legales, de nuestros gobernantes, de nuestros hombres y mujeres de provecho –léase empresarios- e incluso del marido de una princesa y de una tonadillera, por citar un par de ejemplos de las decenas que hay.

La semana pasada escribí sobre Podemos, sobre su vertiente populista. El pasado lunes pudimos comprobar la increíble carrera que lleva el partido en la intención de voto -creamos o no en los resultados de este tipo de encuestas hay que tenerlos en cuenta y valorarlos aunque no sea al pie de la letra-. Los comentarios han caído cual bombas en una tierra baldía: han dejado boquetes a su paso, levantado polvo y arena, pero no han causado ningún daño. La sociedad española está harta, dicen; los españoles quieren que se frene la corrupción, gritan; los grandes partidos tienen que regenerarse, incitan; hay que llegar a un gran pacto por la transparencia, se hacen eco. Desde las columnas y editoriales de la prensa, desde las tertulias de la radio y la televisión, desde el Twitter y los blogs y los sitios webs de los “opinadores” nos llega el canto de sirena del “mea culpa” susurrado, ese “sí, se han cometido errores y hay que limpiar (la fachada del edificio ideológico, del partido) de corruptos”.

La cuestión es que me da por pensar: ¿Otra vez? ¿Otra vez vamos a limpiar, a regenerar, a pasar página, a juzgar a los corruptos? ¿Otra vez, como todas las veces anteriores, como Filesa, como Gürtel, como el GAL, como la PSV, como Afinsa, como Gescartera…? Creo que si los mencionara todos, conseguiría acabar con los megas de espacio que tengo en este blog -y son unos cuantos-. Por si tenéis curiosidad, os dejo varios enlaces a enumeraciones de casos de corrupción en España -sólo un puñado, hay miles-: Wikipedia, Wiki15M, The Huffington Post (basado en una información de Europa Press) y del ABC.

Estamos hartos, indignados, hastiados, desencantados y hasta saturados de tanto caso de corrupción, de oír cifras estratosféricas en forma de comisiones o de cuentas en Suiza; de que los bancos dejen en la calle a familias enteras por desahucio para recuperar pisos que no valen ni una centésima parte de lo que se ha ido por esos agujeros negros que han sido las cajas -de ahorro, se llamaban, ¡qué paradoja-: las tarjetas “opacas”, las infames preferentes… Pero también estamos hartos de que la palabra dimisión carezca de sentido para nuestros políticos; de que nos traten y nos hablen como si fuéramos tontos; de que los ciudadanos “de a pie” seamos los que financiamos las tropelías y caprichos de los ciudadanos “privilegiados”; de que quien roba X miles o millones de euros, no devuelve un céntimo y, con un poco de suerte, duerme en la cárcel unos meses y luego continúa con su vida cotidiana como si nada.

Me pregunto si es posible, realmente, “regenerar” o es, simplemente, otra de esas palabras que sirven de cortina de humo para que los indignados y cabreados ciudadanos nos creamos que algo va a cambiar cuando todo va a seguir igual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s