Costa dálmata: Dubrovnik y península de Pelješac (Croacia)

Alargada y accidentada lengua de tierra que se extiende frente al mar Adriático, la costa dálmata está defendida por rocosos centinelas, pequeñas ínsulas, islotes y arrecifes.

Vrboska, isla de Hvar (mar Adriático, Croacia)

Vrboska, isla de Hvar (mar Adriático, Croacia)

En Croacia se respira un aire muy mediterráneo, al menos en la costa de Dalmacia. Si alguien espera encontrar huellas del imperio otomano o reverberaciones exóticas de un Oriente arcano y desconocido, se llevará una gran desilusión. Ni siquiera la gastronomía, salvo por algunas pinceladas, ofrece pistas sobre las diferentes culturas que pisaron, en algún momento, la franja costera; abundan los restaurantes italianos y los que ofrecen pescado fresco y crustáceos.

El urbanismo, la arquitectura y el arte son deudores del Imperio romano, el medievo occidental, la impronta de la República de Venecia, el Renacimiento de ascendencia italiana y la Iglesia católica. Si se quieren ver zocos, mezquitas, cúpulas y minaretes se ha de cruzar la frontera con Bosnia y Herzegovina, en dirección a Mostar –y su famoso puente totalmente reconstruido tras la guerra de los Balcanes- y Pocitelj –ciudad-patrimonio de la UNESCO, en ella se yergue la mezquita de Hadzi Alija, de estilo otomano clásico-.

Las estadísticas dicen que hay 1.185 islas a lo largo de toda la costa croata aunque tan sólo sesenta y seis están habitadas. Un puñado de ellas pueden alcanzarse, fácilmente, en ferry o catamarán, desde Split, Dubrovnik o algún otro puerto de menor tamaño.

Hacia el norte del país, encontramos Zadar, la capital del norte de Dalmacia, antiguo asentamiento del pueblo Ilirio; dejando atrás la región y entrando en la Croacia continental, llegamos al espectacular parque nacional de los lagos de Plitvice; lindante con Italia y Eslovenia, la península de Rijeka, donde podemos visitar Pula y los restos de su anfiteatro romano; hacia el interior, de nuevo, aparece Zagreb, la elegante capital; más allá, los pueblos de Eslavonia se extienden buscando la triple frontera con Hungría, Bosnia y Herzegovina y Serbia.

Dubrovnik, ciudad medieval

Dubrovnik visto desde la la fortaleza de Lovrijenac (Croacia)

Dubrovnik visto desde la la fortaleza de Lovrijenac (Croacia)

Las ciudades más importantes de la mitad sur de Croacia son, sin duda, Dubrovnik y Split, medieval la una, romana y renacentista la otra, dos fisonomías contrapuestas, dos conceptos divergentes de urbanismo.

Dubrovnik muestra orgullosa las sólidas murallas que la circundan, reconstruidas tras los bombardeos que sufrieron durante los últimos meses de 1991 en lo que se ha dado en llamar “el asedio de Dubrovnik” durante la Guerra de Croacia –primera parte de la que luego se convirtió en la Guerra de los Balcanes-. La ciudad vieja, stari grad en croata, es una maravilla: calles estrechas de pavimento pedregoso, edificios de piedra de poca altura, empinadas y estrechas escaleras, recoletos rincones ocupados por restaurantes o tiendas de artesanía. Desde lo alto de las murallas, que se pueden recorrer en toda su extensión, se divisa una sinfonía armoniosa de cientos de tejados rojos y anaranjados vigilados por la esbelta Torre del Reloj.

Merece la pena subir a la fortaleza de Lovrijenac –San Lorenzo, en castellano- para tener una panorámica completa de la ciudad amurallada. Desde ese punto, una se puede imaginar por qué el director o el productor de la serie “Juego de tronos” eligió Dubrovnik como localización para recrear Desembarco del Rey.

Por si os ha parecido excesivamente idílica la descripción de “la perla del Adriático”, como muchos la llaman, incluyo un par de notas discordantes: la cantidad de turistas que visitan la ciudad, en cualquier época del año pero especialmente en verano, hace que se pierda parte del encanto y de la atmósfera medieval que, de otro modo, embrujaría al visitante. Pasear por la calle principal, conocida por el nombre genérico de Stradun o Placa, se convierte en algo parecido a una competición de slalom. Además, a consecuencia de la avalancha de turistas, la ciudad es bastante más cara que cualquiera de las otras poblaciones del país.

Puesto ambulante de mantelerías dentro de las murallas de la ciudad vieja (Dubrovnik, Croacia)

Puesto ambulante de mantelerías dentro de las murallas de la ciudad vieja (Dubrovnik, Croacia)

Desde Dubrovnik se pueden realizar muchas excursiones, organizadas o en coche de alquiler. En ferry o catamarán se puede pasar a Korčula, la isla donde nació Marco Polo; a la isla-reserva natural de Mljet, en la que no hay tráfico motorizado; o a las islas Elafiti, un reducto de tranquilidad y aguas mansas.

Otra opción es pasar el día en la península de Pelješac, donde abundan los viñedos de la variedad de uva Plavac Mali. También es un lugar idóneo para comer mejillones y, sobre todo, ostras, recién rescatadas de las bateas que salpican la entrada de mar entre el continente y la península. Ston es la población más peculiar de la zona ya que conserva una de las murallas más largas del mundo.

Hacia el sur, camino del aeropuerto y de la frontera, nos topamos con la llamada “pequeña Dubrovnik”, la población costera de Cavtat. Particularmente no creo que merezca la pena visitarla: se ha convertido en un centro turístico sin especial encanto en el que nos topamos con vendedores de excursiones empaquetadas y un puñado de barcos amarrados en el puerto.

La frontera con Montenegro está a una veintena de kilómetros y, en un día, se puede hacer un recorrido en coche siguiendo la entrada de mar hasta la bahía en la que se yergue la ciudad de Kotor cuyo casco viejo, bien conservado, fue construido entre los siglos XII y XIV. Es patrimonio de la UNESCO.

Continuaremos viaje, en una futura entrada, hacia la ciudad de Diocleciano, Split, bordeando la costa de Makarska y visitando alguna de las islas más grandes, Hvar y Brac.

Omis, costa de Makarska (Croacia)

Omis, costa de Makarska (Croacia)

Guía útil

Transporte marítimo: hay mucho tráfico entre las islas y el continente, especialmente en verano (cuando, también, se forman largas filas para acceder a los ferries y catamaranes). Los ferries son bastante caros, la mayor parte pertenecen a la compañía Jadrolinija. Los catamaranes, en los que no se puede subir el vehículo, son sólo para pasajeros, salen mucho mejor de precio

Ferries, horarios y trayectos: http://www.jadrolinija.hr/en/ferry-croatia

Hay muchas páginas web de turismo de Croacia. Ésta es una de ellas: http://www.lacroacia.es

Carreteras: están en buen estado pero suelen ser de carril único en cada sentido. La costa tiene bastantes entrantes y salientes por lo que la velocidad media que podemos llevar no es muy elevada. Perfectas para disfrutar del paisaje, eso sí.

Autopista: en Dalmacia encontramos una única autopista que nace en Zagreb y termina a la altura de Ploce, a unos 100 kilómetros al norte de Dubrovnik. Tiene peajes.

Aparcamiento: es de pago, tanto en la calle como en improvisados parkings de tierra cerrados con una barrera. En Dubrovnik, aparcar es una cuestión de buena suerte; además, es de pago 24 horas al día por lo que hay que estar pendiente y sale muy caro. A mí me aconsejaron pagar las multas de aparcamiento en lugar de “la hora” y, finalmente, salió bastante más económico. Al menos cuando estuve, las multas se podían pagar en Correos o en cualquier oficina bancaria y no implicaban, en ningún caso, el riesgo de que retirara la grúa el vehículo.

Moneda: la kuna es la moneda oficial. Como es habitual, el peor cambio lo dan en el aeropuerto, intentad evitarlo. Los dueños de algunos apartamentos aceptan euros sin problema al cambio oficial.

Anuncios

2 comentarios en “Costa dálmata: Dubrovnik y península de Pelješac (Croacia)

  1. Pingback: Costa dálmata: Split y Hvar (Croacia) | A la atención de quien proceda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s